BUNDT CAKE RED VELVET

EL BUNDT CAKE ROJO MAS DELICIOSO

¡Hola!

¿Sabes qué? Me gusta ponerle sabor Red Velvet a todo. A los bizcochos (por supuesto), a las tortitas, a las chessecakes… Pero sobre todo, sobre todo, al Bundt Cake. Por eso esta receta de Bundt Cake de Red Velvet no puede faltar en tu cuaderno de recetas. 

El Red Velvet originariamente se realiza con remolcacha, y colorante rojo. Por eso su color rojo caracteristico, pero también es básico un poquito de cacao, para hacer esa combinación que tanto nos gusta. 

Lo más común es verlo en tartas decoradas con crema de queso, es a lo que estamos más acostumbrados. Pero también se puede poner en infinidad de postres, y adaptar la receta para convertirla en una receta Red velvet. 

En esta receta vamos a hacer un bizcocho un poquito más denso que el que utilizo para las tartas, pero igualmente jugoso y delicioso. Ideal para una merienda o desayuno, y si ya horneas en un molde Nordic Ware que son preciosisisimos, te queda el Bundt Cake perfecto. 

Ingredientes: 

150 ml de aceite

3 huevo M o L

43o gr de azúcar blanquilla

500 harina

una pizquita de vainilla

una pizquina de sal

colorante rojo (al gusto, más colorante más color)

2 cucharadas al ras (de las soperas) de cacao en polvo

350 ml de buttermilk

1 y media cucharadita (postre) de vinagre

1 y media cucharadita (postre) de bicarbonato

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC. 

Vamos a haver la buttermilk. Añadimos los 350 gr de leche y le añadimos un chorrito de limón o de vinagre blanco (el que tu prefieras), y vamos a dejar reposar para que cuaje mientras elaboramos el resto de la masa de nuestro bundt cake.

Primero, vamos a batir con la vatidora de varillas en el bol, el aceite, el azúcar, los huevos y la vainilla. Vamos a batirlo a velocidad alta, hasta que blanquee y aumente ligeramente de tamaño.

Añadiremos a esa masa la mitad de la harina, y la pizquita de sal, y batimos lo justo para integrarlo.

Ahora añadiremos la buttermilk, que ya estará cuajadita, y batimos muy poquito, hasta que se integre.

Añadiremos el resto de la harina, con el cacao, y batir a velocidad baja hasta que se integre. A pesar de ser un bizcocho algo más consistente no queremos que quede duro ni pesado, por eso batir el minimo posible al añadir la harina ayuda a esa jugosidad, ya que así no activamos el gluten de la harina y no endurece nuestro Bundt Cake.

Por último, mezclamos el vinagre y el bicarbonato, y lo añadimos a la masa, junto con el colorante rojo. Mezclamos un poquito ¡y listo!

Horneamos a 180ºC durante 45/50 minutos o hasta que al pinchar con un palillo o brocheta salga limpio. Eso sí, antes de añadir la masa al molde (y más con los moldes de Bundt Cake) debemos engrasar bien el molde para que no se nos pegue una vez horneado, y quede la forma tan bonita.

 Yo utilizo spray desmoldante, pero con mantequilla y harina también te vale ¡Cuidado con los huequitos del molde de Bundt Cake! también hay que engrasarlo bien, para que no se pegue en los recovecos. 

Hay que dejar enfriar completamente, una vez horneado, para que no se nos estropee al desmoldar, pues si está calentito y muy blandito puede romperse y no salir con la forma deseada, por lo que dejar templar completamente en estos bizcochos es esencial. 

 

El Bundt Cake Red Velvet es super jugoso, delcioso y con una esponjosidad increíble.

Puedes contarme en redes sociales que te ha parecido, y etiquetarme para que lo vea. Además. si pones el Hastag #postresconirene tendremos una comunidad y unión de postres entre todas super chula.

 

¿TE HA GUSTADO ESTA PUBLICACIÓN?

Compartela en tus Redes Sociales y así podrás tenerla siempre a mano

Últimas entradas


Estas son mis redes sociales, por si quieres hacerme una visita 😉

¿TE GUSTAN MIS RECETAS Y CONSEJOS?

Puedes dejar aquí tú email y recibir aviso de nueva receta cada semana. Así no te perderás nada